La fascia

Cada persona lleva entre 18 y 23 kg de tejido fascial alrededor de todo su cuerpo. No hay una parte de ti que la fascia no toque, está en todas partes y en todo.



Es un tejido que responde al estrés y a la tensión (mecánica) y se adapta a las consecuencias. A mayor estrés, mayor movimiento repetitivo y menor hidratación, se produce una mayor rigidez del tejido. Te sientes con falta de movilidad, rígido, las fibras se contraen y no se pueden extender para recopilar información, por lo que cuanto más apretada sea tu fascia, menos vivo estarás.

Principalmente está formada por fibras de colágeno que se renuevan de forma lenta y constante. Aquí es donde entra en juego FasciaFit: aprovechamos esa renovación de fibras para conseguir un colágeno menos denso y más elástico. Lo que se traduce en menos dolor y más movilidad.

Actualmente todos nos hemos acostumbrado a vivir en cuerpos doloridos. El dolor es tan común que creemos que es normal: problemas de espalda, articulaciones, vértigo, limitaciones en movimientos del día a día,…

Nuestra fascia nos está gritando que le prestemos atención, y nosotros lo que le damos es reposo, medicamentos o movimientos que la restringen cada vez más. La industria del fitness, en general, promueve el daño a la fascia y el envejecimiento acelerado a través de la repetición y el movimiento mecánico compartimentado

Lo que la fascia necesita es que nos movamos, que nos balanceemos, que experimentemos un movimiento fluido.

En FasciaFit hacemos uso de un abordaje más amplio e integrador a la hora de seleccionar ejercicios físicos. En lugar de las modalidades que nos enseñan a limitar el movimiento y enfocarnos en el uso de los músculos para crear estabilidad, podemos escuchar a la fascia y darnos cuenta de que si la movemos, podemos desbloquearnos y comenzar a fluir.

En FasciaFit enseñamos a mover el cuerpo y su fascia para distribuir bien las tensiones y, así, evitar los dolores. No moverse es lo peor que podemos hacer si queremos vivir sin dolor.


Puesto que el movimiento es el acto de hacer: debes hacer algo diferente para ser algo diferente, por tanto MUÉVETE con FasciaFit. Tu cuerpo te lo agradecerá.